Viene el Lobo

El mejor ejemplo del cuento de “viene el lobo”, y no por Martinelli solamente, hemos perdido la confianza en todo y en todos.

No faltan ejemplos de investigados que han evadido la justicia presentando un certificado médico. Recordemos el juicio a Alejandro Moncada Luna y la doctora Rognoni, se evidenció que le hizo una incapacidad y en los registros de visita (tenía casa por cárcel), no aparecía en la lista. La doctora no tuvo consecuencias que se conozcan.

Luego está el caso de Luis Cucalón, mas de dos años recluido en el Hospital Punta Pacífica, un hospital que se prestó para evitarle enfrentar su detención en el Renacer. Todavía cuando salía decían que su vida corría peligro, luego lo vimos en una histórica foto en El Renacer, muy tranquilo y mal acompañado.

Cuántas audiencias han sido suspendidas en los casos de Gustavo Pérez por certificados médicos, esto a pesar de que está detenido y dice ser inocente, pero impide el avance de sus procesos,.evitando enfrentar la justicia.

Esto es un llamado a los doctores, a los gremios médicos, a los abogados y al Colegio, para que tomen medidas severas contra los que abusan de las incapacidades y exámenes médicos, dejen de jugar con la salud o crecerá la desconfianza cada vez mas y, Dios no lo quiera, alguien pague con su vida la falta de confianza en el sistema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *